La herramienta del pajarito suele ser una de excepcional uso para políticos y funcionarios que quieren dar a conocer su gestión, opinar sobre temas coyunturales, volcar su pensamiento político, compartir cosas con los ciudadanos, entre otras. Lo cierto es que son pocos los dirigentes políticos que antes de abrir su cuenta en Twitter se ponen a pensar Qué van a comunicar allí en ese espacio y Cómo lo harán. O Cuándo twittearán: lo harán seguido, periódicamente... y esto nos remite inmediatamente a tener en cuenta -o no- a quien está del otro lado recibiendo nuestros tweetts; a nuestros seguidores. 

Algunos políticos no son conscientes de lo pesado que se pueden tornar a veces -sobre todo en campaña- al "querer publicarlo todo". Esto provoca un resultado adverso al pretendido originalmente al abrir una cuenta en Twitter, que lo dejen de seguir porque no toleran más sus tweetts intrascendentes que nada original tienen para decir.

Pautar la comunicación vía Twitter
Los políticos se animan cada vez más al Twitter e inclusive en ocasiones se meten a fondo con discusiones o peleas con sus adversarios, cayendo en la descalificación y hasta en el insulto a sus críticos, o la ridiculez por pelearse con todos. De esta manera se animan muchas veces a decir por Twitter lo que no se animarían a decir en público y por no tener pautado ni pensado que se va a hacer con esa herramienta de comunicación, se cae en lugares pocos felices. Se puede decir que Twitter es la herramienta perfecta para amoldarse a la personalidad de quien la maneja. Si se observan con detenimiento algunas cuentas de diferentes políticos se puede determinar que vuelcan parte de su personalidad en Twitter ya que es factible apreciar aspectos de su temple en el estilo de sus tweets.

En ocasiones no se mide ni se evalúa cuáles pueden ser las consecuencias de sus 140 caracteres, transformados al día de hoy en una fuente real de información para los medios masivos de comunicación al momento de levantar declaraciones y hacerlas públicas por otras vías más "populares" como la televisión o los diarios online. Y lo que también resulta interesante de advertir es que todas esas declaraciones que suben en Twitter son indexadas por los buscadores como Google, con lo cuál algunos tweets se pueden ubicar por internet.

Estas cuestiones son importantes para tratar de generar estrategias en los canales que abrimos en internet, sean redes sociales, espacios audiovisuales, blogs, etc. Pautar los canales es parte del trabajo que permite un mejor aprovechamiento de cada espacio pero fundamentamente sirve para sacar réditos a medio y largo plazo en cuanto al posicionamiento en internet y la visualización que pretendamos lograr.

Pero volvamos a Twitter para ver cuáles son los "estilos de tweets" que se suelen encontrar en la web por parte de los políticos. 

El Tweet estilo Tribuna Política
Evidentemente Twitter es la herramienta de mayor personalización y por lo tanto, si es incorporada plenamente por un político, se amolda muchas veces a la personalidad del mismo. Así es como resulta muy útil para las chicanas políticas, las declaraciones picantes, la ironía y un intercambio de ideas poco amistoso o de tono agresivo.

El tomar esta postura de "Tribuna Política" tiene como principal inconveniente el poder de reacción. Es decir, hay que estar dispuesto a devolver la chicana, lo cual resulta fácil para el político que gestiona su cuenta personalmente, pero no para aquellos cuya cuenta es gestionada por asesores o equipos técnicos. Hay que estar preparado para saber qué y cómo responder, pero también con quién voy a mantener estos virulentos intercambios de opinión, porque no es lo mismo que un ministro discuta con un referente opositor que con cada ciudadano o simpatizante opositor que se le cruza online. 

Lo que hay que tener en cuenta es que también se corre el riesgo de la descalificación permanente y que al trenzarse con otro político por estas vías nos muestre de la misma manera que en un programa de TV u otro escenario. Los ciudadanos están un poco cansados de esto, porque se puede pelear un poco en algún lado, pero no se puede pelear todo el tiempo en todos lados. 

Otro de los detalles a tener en cuenta al momento de twittear -el más importante a mi consideración- es que hay discusiones que son de fondo y resultan muy difíciles llevarlas adelante desde este espacio. Principalmente porque Twitter, por su limitación en los 140 caracteres, imposibilita una fundamentación seria. Cuando se comienza una discusión sin agresiones, pero fuerte en cuanto al intercambio de opiniones y visiones, generalmente se termina cayendo en la agresión y la descalificación. ¿Por qué ocurre esto? Muchas veces por culpa de los mismos interlocutores, pero en otras ocasiones es por la herramienta; la plataforma de Twitter, que no permite extenderse mucho más para lograr una sustentación del discurso que se está llevando adelante. Entónces se termina en la simplificación de temas que requieren de un análisis profundo o por lo menos de un razonamiento que contemple una observación de mayor riqueza y con matices. En el afán de ganar la discusión se redondea, y así es fácil caer en un reduccionismo que lleva al reproche, la acusación y la agresión hacia el interlocutor. 

Uno de los referentes políticos más importantes de Argentina que se enamoró de Twitter es el Jefe de Gabinete de la Nación, Aníbal Fernández, quién es uno de los ejemplos claros del "estilo tribunero".

Sobre las escuchas ilegales del Gobierno de la Ciudad:
    












Hay que entender que habrá respuestas tanto de otros políticos como de la gente.
 
El mismo Aníbal Fernández se trenzó en una dura discusión que llegó a tonos agresivos con el periodista Alfredo Leuco. Las descalificaciones continuaron por un rato hasta terminar en el ridículo cuando se supo que se trataba de un twittero que se hizo pasar por Leuco. 

Por este motivo, en el caso de que adoptemos este estilo de twitteo, también es importante elegir con quiénes vamos a mantener nuestros debates de 140 caracteres.  
Un funcionario que se pelea con cualquier "ciudadano de a pie" no deja la mejor imágen y hay veces que es mejor no responder a las increpancias para no ponerse a esa altura.  Por eso es importante seleccionar con quién me voy a "pelear" y, por supuesto, corroborar de que se trate de esa persona.

El Tweet estilo Casero
No es que se trate de algo malo ni nada que se le parezca. Sin embargo hay una delgada línea entre contar cuestiones que atraviesa el político durante su gestión e informar a todos sus seguidores el pebete de mortadela que se comió al mediodía durante la sesión.

El estilo casero remite a revelar confidencias de sus vidas personales y tiene su éxito asegurado entre aquellos seguidores que quieren ver el costado "más humano" del político por decirlo de una manera vulgar. O sea, se trata de los aspectos "naif" o más banales de nuestros dirigentes políticos, de meterse en su vida para conocer cuestiones personales de sus vidas cotidianas. Es parte de lo que denomino el "backstage" de la política  y que sin dudas resulta muy interesante pero siempre que se tenga en claro cuáles son los límites de esos contenidos que se vierten en el canal. 

Pero hablar seguido de nimiedades tampoco es bueno y puede producir efectos contrarios en nuestros seguidores o en otros usuarios. El político debe tener en cuenta que es bueno que conozcan algo de su vida privada pero tampoco tanto. A veces se suele twittear frases armadas en momentos pocos felices para el resto de los ciudadanos, como cuando Francisco de Narváez comentó, tras la descalificación de Argentina del mundial de fútbol en Sudáfrica, algo así cómo que se había caído una ilusión pero que todavía quedaba la ilusión de cambiar al país... o algo similar. Se podrán imaginar la cantidad de insultos vía Twitter que recibió. 



 


Pensar la comunicación en Internet significa pautar, organizar y luego gestionar en función de la estrategia que se decidió para cada canal. 


El Tweet de Agenda y Gestión
Sin dudas Twitter resulta una herramienta muy útil para comunicar la agenda política y principalmente para lograr difundir la gestión de gobierno. Demostrar el día a día de la gestión puede resultar interesante para que los ciudadanos puedan interesarse en lo que sí se está haciendo, sin embargo se corre el riesgo de que una herramienta versátil como Twitter quede supeditada a una simple acción de prensa permanente excluyendo la interrelación con las personas.  

Estos tweets son muy efectivos cuando se complementan con otras acciones como el linkeo a documentos, a fotos que ilustran lo que se está diciendo, notas y artículos, videos, etc. Por eso cuando se maneja una cuenta de twitter en este sentido es importante que los tweets efetivamente ilustren la agenda del día y que ésta pueda deducirse a partir de la infomación que se fue twitteando. 


9 comentarios:

Anónimo dijo...

Estimado,

Tal vez le interese nuestro sitio web: http://politweet.com.ar
Permite seguir la actualidad política argentina en twitter.

Saludos,
Equipo POlitweet Argentina

angga dijo...

info yang keren gaan,,
salam kenal yaa,,,, :)

beny dijo...

artikelnya menarik juga, semoga bermanfaat
salam kenal ya gaan.. :)

cucu dijo...

makasih ya udah share..sangat bermanfaat

dodi dijo...

artikel yang bagus kawan, semoga bermanfaat bagi yang baca.

eza dijo...

artikelnya oke gaan........??? mantaaaaappppp........

febri dijo...

makasih sob telah berbagi, artikelnya keren

gandi setiawan dijo...

makasih banyak atas infonya, sangat brmnfaat skali..

haris dijo...

sangat bermanfaat sekali gaan, makasih yaa :)