Algunas reflexiones y frases que dejo el Foro PoliTICs 2.011

Tras haber participado de la organización del Foro PoliTICs, ahora estamos comenzando una nueva etapa -post evento- que junto a todo el equipo vemos como una oportunidad importante para instalar la temática en forma definitiva en nuestro país, pero también en la región. El desafío es ahora continuar este ámbito de encuentro en el cual se integren todos los actores para vincularse y generar una fertilización cruzada que permita desarrollo de innovación en materia de política y gobierno.

No es casualidad que se haya convocado a una destacadísima figura política internacional como el ex presidente de Chile Ricardo Lagos para que actúe como eje del evento presencial organizado or la Fundación CiGob. Y tras haber escuchado a varios destacados ponentes como Piscitelli, Schuschny, Nadal, Calderón y Helft con sus Charlas 2.0, podemos darnos cuenta en que plano nos encontramos y qué es lo que falta de aquí en más. Algunas frases de los expositores nos permite reflexionar y pensar en el futuro de las ciencias del Gobierno y la política.

César Calderón dijo: "Vivimos tiempos fascinantes, en que lo viejo no acaba de morir y lo nuevo no acaba de nacer". Esa sensación de incertidumbre en una camino en constante modificación no debe "tirarnos para atrás", porque si bien hay resquemor entre los dirigentes y los funcionarios sobre lo que significa la Web Social, debemos entender este camino como uno de Cambio, y naturalmente quienes más rápido se adapten al mismo saldrán con una importante ventaja. La realidad actual se parece más a una frase que -según Calderón- es la representación clara del dilema que están teniendo los gobiernos "Houston we have a Problem".
















Y es que este proceso de cambio quizás lleve unos años aunque queda claro que todo cambio social implica uno en nuestras costumbres, que si se repiten diariamente, se tranforman en hábitos, y los hábitos modifican nuestro comportamiento.

Alejandro Piscitelli fue clarísimo al respecto; "esta época de la imprenta de Guttenberg está terminando" dijo sin eufemismos. Y al cerrarse una era, a la cual Piscitelli denomina "el paréntesis de Guttenberg" (tésis formulada originalmente por el profesor Lars Ole Sauerberg), la fuerza de la imprenta como modelo del pensar y hacer de los últimos 500 años, termina muriendo. Con este cambio de modelo se reformulan algunas profesiones entre las que están por supuesto las de los políticos, una profesión que está entrando en crisis, según el filósofo.









Y la profesión del político está siendo reformulada porque nos encontramos en una etapa en la cuál ese paréntesis, que menciona Picitelli, se cierra con el pleno desarrollo de Internet. De esta manera la era de la imprenta quedaría aislada -como un mero paréntesis-, entre el mundo oral de casi toda la historia previa a su invención y una segunda oralidad que estaríamos viviendo a partir de Internet.

Sin embargo las conclusiones sobre la reformulación del rol del político no se acaban acá. En otras épocas la dirigencia política y los partidos políticos contaban con mayor información; esto suponía entender que el ciudadano estaba dispuesto a relegar en ellos muchas de las cuestiones de las cuales no estaba apto para tomar decisiones por no contar con información al respecto. Había una escasez de la información que les permitía transformarla en poder a su favor, sea por contar con las herramientas del conocimiento o por la posibilidad de tener el vehículo para ejercerla (las ideologías a través de las estructuras partidarias). Al existir menores fuentes de información -hegemonizadas por las ideologías- la gente no dudaba o dudaba menos de lo que les decían los partidos políticos y sus dirigentes, confiando en el origen de esa información.

Actualmente, ante el exceso de información, y la multiplicidad de actores que canalizan esa información, se muestra un panorama muy diferente con una democratización de la misma. La "sobreabundancia de información" mencionada por Piscitelli en el Foro PoliTICs debe su causa a los ciudadanos que ejercen su poder a través de la producción de los contenidos. Hoy en día los ciudadanos cuentan -por lo menos- con la misma información (incluso muchas veces hasta mejor y más precisa) que la dirigencia política y los partidos políticos, y aprehenderlo supone entender que ellos pueden ejercer plenamente su derecho en la toma de las decisiones.










Hay una frase de Piscitelli muy crítica que me llamó especialmente la atención: "Los políticos desconocen, y cuando desconocen devalúan", dijo con respecto a las tecnologías (entendidas como conversaciones en las que se inventan nuevas formas de mejorar la vida humana). "¿Por qué la devalúan? Porque las tecnologías a las que están apuntando estas conversaciones es a reinventar la misma idea de la política" concluyó.

Para que sea posible una reformulación de la profesión del político, éste debe entender que vamos hacia una democracia colaborativa que le exigirá un expertise tanto a él como a sus pares. Y sólo podrá tener éxito si logra "salir de su zona de comfort", como contó en su exposición Hernán Nadal. Una de las frases más conocidas de Einstein nos ilustra perfectamente: "No pretendamos que las cosas cambien si siempre hacemos lo mismo". Allí es donde volvemos a la frase de "Houston we have a Problem" mencionada por César Calderón. Nuestro sistema representativo está siendo minado, y esto es sin duda algo bueno principalmente porque la crisis permite dejar vía libre a la creatividad para crear nuevos maneras de hacer lo que veníamos haciendo hasta el momento.

De aquí en más funcionarios, dirigentes, partidos, gobiernos deben animarse a salir de su zona cómoda, algo que da cierto miedo por el momento. El temor se debe a que, según palabras de Ricardo Lagos, "este cambio desde el punto de vista político es de una envergadura que no estamos en condiciones de apreciar hoy día".

Lagos realizó una excepcional analogía: “Tengo la sensación que estamos inmersos en una tremenda ola, una ola que todavía no termina de caer, No sabemos si todavía está en la etapa de formación y subiendo y ya visualizar lo que viene al final, o todavía estamos en la etapa de la formación de la misma”.









Las complicaciones de las políticas públicas se verán afectadas por las dificultades que tendrán los gobiernos para ver de qué manera pueden escuchar una gran cantidad de información -producida diariamente por los ciudadanos sociales- , poder filtrarla y reuitilizarla con el fin de transformarla en acción.