En la ardua búsqueda que impulsa a los partidos políticos a encontrar más adherentes y seguidores, se lanzan a implementar nuevas herramientas para probar suerte. En este
sentido, Internet parece ser una de las mejores opciones para realizar pruebas e implementar ideas y poder captar la atención de los cibernautas, más allá de los propios militantes. En eso pensó el Partido Popular (PP) de España que estrenó una sede online denominada Popular.es en la cual pretende agrupar a simpatizantes y militantes para intercambiar ideas. Como parte de un proyecto político dirigido a Internet, los populares lanzaron este sitio como un nuevo espacio inspirado en Facebook siguiendo los lineamientos de las redes sociales actuales.

Abierta a todos los internautas, la red social propia del partido que lidera Mariano Rajoy está incorporada a la nueva página web de la agrupación política. La red está abierta a todo aquel que quiera participar de ella y por eso no hace falta ser militante del Partido Popular para darse
de alta. Esto permite abrir un campo más a segmentos de usuarios que puedan acceder por fuera de la entidad partidaria, aunque aclaran que aquellas personas que sean militantes y estén afiliadas dispondrán de una serie de beneficios extras pudiendo acceder a contenidos e informaciones exclusivas que genere el partido. Pero el objetivo sin lugar a duda es el de abrirse a la sociedad desde un punto distinto para potenciar la movilización de las bases.



Esteban González Pons, quien es el principal impulsor del sitio y el vicesecretario general de Comunicación del PP, destacó a la red social como una “nueva sede” partidaria que complementa a las sedes físicas repartidas por todas las comunidades autónomas de España. Quizás uno de los factores a tener en cuenta en Internet es el de que permite captar otros targets más allá de los militantes partidarios, algo que muchas veces aún no entienden los propios políticos y sus partidos. En las sedes partidarias tradicionales de ladrillos, las personas deben dirigirse para realizar cualquier tipo de actividad, lo cual demanda cierta exposición y, anteriormente, para que sea esto posible, deben estar mínimamente algo interesados en ese espacio. Las sedes están erigidas en diferentes áreas geográficas más o menos importantes, algunas de referencia debido a su importancia histórica, pero en definitiva son espacios a los cuales resulta difícil que lleguen las personas más alejadas de la política que, por supuesto, no están al tanto de las ubicaciones de las sedes partidarias y, por lo tanto, es muy difícil que las encuentren. A esto se le debe agregar que cada vez hay más gente desinteresada en la política.

Por lo contrario, Internet funciona como una gran carretera por la cual todos conducen. Esto quiere decir que en algún momento, tarde o temprano, algunos navegantes pueden encontrar alguna información que hace referencia a ellos y, gracias a los hipervínculos, terminar visitando una página del candidato. Esto transforma a Internet en un espacio en el cual hay que realizar un trabajo de presenci
a importante. Una de las mejores opciones es contar con una sede online para aquellos que no tienen una participación en la política partidaria tradicional y que, gracias a la red interconectada, deseen involucrarse de alguna forma, apoyando a sus figuras, siguiendo ideales o afirmando causas.











La nueva web del PP está adaptada a toda clase de disposit
ivos móviles y posee una sección llamada PPtv que muestra videos distintas intervenciones políticas, aunque uno de los aspectos más interesantes del sitio renovado de los populares es el llamado “Rajoy en acción”, un video blog del líder político que lo muestra en sus actividades diarias y que pretende manifestarle a los internautas la cara más cercana y sencilla del político.












Esta iniciativa web del PP tiene además un ingrediente más que es realmente singular: la de promocionar la aparición de "nuevos líderes digitales". De esta forma se busca generar promotores políticos de las ideas del Partido Popular a través de Internet que puedan contagiar al resto de la comunidad online.

Todas estas iniciativas novedosas no hacen olvidar al equipo de comunicación del presidente del PP que, más allá de tener una red propia, resulta indispensable seguir trabajando con otras redes y comunidades online como Twitter, Facebook, You Tube, Flickr o Tuenti, entendiendo el poder viral que poseen estas herramientas y que nunca podrán igualar con una red propia.