En estos días se están llevando adelante las elecciones democráticas m
ás largas del mundo. Comenzaron el 16 de abril y se extenderán por casi 28 días para que recién a mitad de mayo se puedan conocer los resultados. El país al que hacemos referencia es la India que, con una población de 714 millones de personas habilitadas para votar, elegirá al próximo Primer Ministro.

Internet no quedó al margen de la campaña electoral y el Partido Bharatiya Janata (BJP, por sus siglas en inglés) encaró un destacado protagonismo en la utilización de las herramientas web. Tomando el “Modelo Obama” como objetivo a imitar, el partido abrió canales de comunicación complementarios y focalizó en la web 2.0. Si bien están lejos de lo conseguido por el mandatario norteamericano, podemos ver una vez más como el mundo se contagió de la ePolítica.

La Web es una de las estrellas en estos días electorales, por lo menos para uno de los candidatos: el postulante a Primer Ministro por el BJP, Krishna Advani, decidió desarrollar una intensa campaña virtual utilizando todas las herramientas posibles. Este es un factor de diferenciación que presenta Advani para asociar su imagen a la de un político moderno que viene a renovar la arena política en India. De esta manera, el BJP decidió encarar una fuerte campaña online inspirándose en las elecciones presidenciales estadounidenses. Para llevarlo adelante encaró una estrategia multifacética lanzando diversas campañas de marketing en línea, utilizando blogs y sitios web, además de redes sociales como Facebook, Orkut, y comunidades como YouTube y Twitter.












Sin embargo, el principal instrumento fue trabajar en el marketing dirigido a los motores de búsqueda. Los anuncios publicitarios en línea abrumaron a los usuarios que navegan día a día por la red. Las propagandas utilizadas mediante campañas de Google Adwords logran captar la atención de los navegantes que acceden por esta vía a los sitios webs del partido y del mismo Advani. Pero en los banners no se transmiten mensajes que promocionen sus propuestas, lo cual deja ver una falla elemental de comunicación. Estas publicidades podrán atraer a varios visitantes hacia sus sitios únicamente por una cuestión cuantitativa: la campaña online de los anuncios publicados es descomunal. Pero al fallar el mensaje -o la ausencia de éste-, la campaña puede tener un resultado nocivo que se traduce en pocas conversiones cualitativas en relación al tráfico de usuarios que poseen las páginas y portales en los cuales aparecen dichos auspicios. Un claro ejemplo de que resulta importante aparecer en todos lados, pero mientras se tenga algo importante que decir.

Los resultados

La campaña virtual de Advani dejó una gran cantidad de comentarios a favor y en contra, generando algunas discusiones entre usuarios de ese país. Hay quienes lo ven como una buena iniciativa, más allá de admitir la poca inserción que tiene Internet en la población y, como consecuencia, los escasos beneficios electorales que traerán su aplicación. Otros manifestaron que la campaña del BJP carece de una estrategia real y que se focaliza sólo en el acaparamiento de espacios publicitarios en blogs, portales y medios periodísticos, algo que es asimilado como una campaña de alta agresividad para muchos cibernavegantes. Fueron varias las voces de la blogósfera que acusaron a los anuncios de “molestos” y expresaron indignación ante una campaña publicitaria virtual de grandísimas proporciones cuyos costos parecen inimaginables. En la actualidad es una de las campañas de Adwords más grande en toda la web: no hay página o blog en los cuales no se promocionen los sitios de Advani.











La campaña virtual incluye tres canales en Twitter, algo que parece demasiado: @bjp como espacio oficial con 690 followers, además de @missionbjp con apenas 60 seguidores y @friendsofbjp con 110 followers, para los partidarios. El número de personas de los canales resulta irrisorio y evidentemente las pretensiones de esta campaña virtual apuntan a mostrar a Advani como un candidato moderno más que tratar de atraer seguidores.

Queda claro que la campaña online no alcanzará en un país como India y que más allá de los resultados que pueda acarrear la utilización de la web 2.0, la campaña tendrá que estar fuertemente respaldada por un sólido trabajo de terreno. Pero hay que evaluar detalladamente como se debe encarar una campaña publicitaria en Internet para no provocar la reacción opuesta a la que se busca y terminar saturando a los futuros votantes. Una lección para tomar en cuenta.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy buena nota ! La web siempre presente, es una buena herramienta de llegada a la gente.

e-Xaps dijo...

Felicidades por el post, muy interesante. No conocía la campaña índia.

Saludos!

Carlos Rodríguez Ibáñez dijo...

Hola!

Soy Carlos Rodríguez del blog http://apoderate.blogspot.com has dejado un comentario en mi blog en relación a si conocia a alguien del PSOE involucadoen la politica 2.0 he de decirte que yo soy el responsable de dinamizacón en red del PSOE si te puedo servir de ayuda en algo no dudes en contactar conmigo.

Un saludo

Carlos Rodríguez