Te queremos a ti para la Blogósfera


















Contratar comentaristas para contrarrestar opiniones que no son convenientes, reclutar bloguers para crear miles de bitácoras “oficialistas”
, son algunas de las tácticas que están poniendo en acción distintos líderes políticos del mundo. Como ya comente en el post anterior, la diplomacia no está quedando fuera del mundo virtual y varios políticos están armando estrategias a futuro para influenciar en el mundo de las ideas. Sin embargo, algunos de los casos parecen más maniobras de inteligencia que verdaderas estratagemas para fortalecer las relaciones diplomáticas.
Veamos algunos casos específicos:

El caso de Israel
En plena guerra en Gaza durante diciembre de 2008, el Gobierno de Israel reclutó a un ejército de bloguers con el objetivo de contrarrestar el sentimiento antiisraelí que se estaba generando en la web. La táctica se dirigió a sitios de origen inglés, español, alemán, ruso y francés en donde se debía neutralizar los comentarios en contra del Gobierno de Israel con expresiones de apoyo a dichas acciones y, de esta manera, “equilibrar la balanza”. Se detectaron sitios considerados “problemáticos” y se trabajó con alertas automáticos que advertían a los bloguers sobre nuevos artículos periodísticos que surgía en ellos. Posteriormente, se acudía a aplicar una reacción colectiva en contra de los artículos correspondientes.


El caso de China
Las autoridades comenzaron a impulsar redes de usuarios orientadas a promover la ideología del gobierno. También se dedican a identificar y contrarrestar las opiniones disidentes en portales y sitio de Internet. El Gobierno está reclutando y pagando a comentaristas particulares y la presión es tal que algunos de los medios digitales se encuentran en la posición de tener que hacer los mismo para contrarrestar el ataque Oficial.


El caso de Irán
La manipulación comenzó a mostrarse por el lado de la educación religiosa. Los clérigos trataron de supervisar las actividades online que realizaban sus estudiantes para que sean utilizados exclusivamente para el estudio religioso. Claro que esto no pudo ser mantenido por mucho tiempo. Por su parte, el Gobierno del presidente iraní Mahmud Ahmadinejad utilizó a miles de bloguers para difundir sus ideas. Además se realizan controles constantes a sitios de Internet y se procede a censurar aquellos espacios que expresan voces seculares. De esta manera, Ahmadinejad pretende acaparar la Red iraní para eliminar los mensajes opositores y los discursos laicos. Recientemente, la agencia de noticias oficial IRNA informó que la inteligencia de la Guardia Revolucionaria Iraní detuvo a 26 diseñadores webs cuyas páginas eran consideradas “antirreligiosas, obscenas y antirrevolucionarias”.











El Berkman Center de la Harvard Law School realizó un estudio de la blogosfera iraní hace unos años y de acuerdo a los resultados obtenidos se llegó a la conclusión de que h
ay un incentivo desde el Gobierno de Irán para que surjan más voces religiosas en Internet. De esta manera promueven blogs y páginas devotas y se bloquean las que no lo son. El objetivo es acumular en la Red la mayor cantidad de expresiones conservadores que puedan.

El caso de Rusia
El presidente ruso, Dmitri Medvedev, prefirió por una utilización más liberal de Internet y, lejos de optar por la censura, pensó en cuál es la mejor forma de utilizarla en su favor. De esta manera, el Kremlin utiliza una red de sitios de noticias online, páginas partidarias, espacios con juegos online y hasta un canal de TV por Internet. El mismo Vladimir Putin, ex presidente y actual Primer Ministro, tiene sitios propios de fans que se unen a los de su partido, Rusia Unida.

El caso de Rusia nos muestra un planteamiento estratégico del eMarketing Político que traerá resultados positivos en el mediano (1 o 2 años) y largo plazo (4 años). Las tácticas que se accionen en cada momento específico a lo largo de los próximos años del Gobierno de Medve
dev jugarán un papel fundamental. Para no perder tiempo, comenzaron con un vertiginoso accionar implementando una multiplicidad de sitios que intentan posicionar y ganar terreno en Internet. La acumulación de espacios en forma masiva como táctica de lanzamiento pretende tranformar a la Red en un espacio con una voz predominante. Algo similar al caso de Irán, aunque sin censura de sitios opositores.









El caso de Estados Unidos

El Gobierno norteamericano está utilizando las herramientas de intercambio de información en Internet, como las redes sociales y los blogs, para conquistar la guerra de ideas. Su blanco principal está en los militantes islámicos y otros grupos extremistas. El objetivo: cortar con el contagio que ocurre en las nuevas camadas de jóvenes. La idea es debilitar las ideologías extremistas y estimular a la gente joven para que sigan caminos alejados del terrorismo.

De cualquier forma, es evidente que cada vez más resulta de gran vitalidad que los Gobiernos adapten sus mensajes y sus herramientas a la era digital, por lo cual se debe planificar estrategias y dedicar un especial esfuerzo para acercarse al público mediante esta vía. Sin lugar a duda, la Diplomacia 2.0 nos mostrará la posición de los Gobiernos y sus intentos de manipular Internet a su conveniencia. Algunos se limitarán en promover sus ideas y pensamientos mientras que otros se dedicarán a reclutar miembros para acaparar la Web y acallar voces disidentes.

La Diplomacia 2.0 mostrará estrategias de diferentes sectores para imponer sus ideas en un campo de batalla virtual contrayendo, consecuentemente y entre otras cosas, nuevas formas de control. Sin embargo, lo más interesante está dado por la oportunidad que se generará en ganar esa “batalla de las ideas”.